Falta de planeación presupuestal traerá consecuencias, advirte diputado Galindo Favela

0
5

La falta de planeación del Gobierno de la República traerá consecuencias negativas al desarrollo nacional, alertó el diputado Fernando Galindo Favela, al señalar que es preocupante que alrededor de 81 mil millones de pesos no tienen un destino cierto en el Presupuesto federal, pues no se sabe cómo se van a gastar, en qué proyectos y si son rentables o no para la sociedad.

Al participar en el Foro entre Legisladores en Materia Hacendaria, Reforma de las Haciendas Públicas, denunció que el Gobierno federal no sigue las etapas básicas para ejercer el Presupuesto de Egresos de la Federación y su resistencia a planear traerá consecuencias fatales en la evaluación, la programación, el ejercicio y control de los recursos públicos.

El presidente de la Comisión de Economía, Comercio y Competitividad de la Cámara de Diputados explicó que el diseño del Presupuesto 2019 inició con una mala evaluación, sin examen previo se tachó a todos los programas sociales como “corruptos” y la mayoría parlamentaria de Morena, decidió que sufrieran una reasignación de recursos.

“Hubo una reducción dramática de todo programa que tenía un multiplicador de gasto en la economía, como vivienda, comercialización del campo o el apoyo a emprendedores; el resultado es el cambio en la velocidad del crecimiento económico, que ya se ve reflejado en algunos indicadores de las autoridades financieras de nuestro país”, explicó Galindo Favela.

En contraparte, se aprobaron alrededor de 81 mil millones de pesos en proyectos de inversión que no cumplen los requisitos de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, “que no sabemos cómo se van a gastar, en qué proyectos específicamente, y ni si son rentables o no para la sociedad”, explicó el legislador priista. Son proyectos que no tienen análisis costo-beneficio, carecen de proyecto ejecutivo, no tienen factibilidad técnica, ni medioambiental.

Hay muchos recursos ociosos que se presupuestaron, pero no se destinaron a programas prioritarios; que no eran en beneficio de los políticos sino para la gente, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here